Eliminar las barreras de discapacidad con un mando de videojuegos

Enrique García juega a videojuegos usando la barbilla y algunos dedos: sus manos nacen de su tronco y los mandos de consola tradicionales no le sirven, así que algunos juegos «son imposibles» y necesitaría dos barbillas. Ahora, un nuevo dispositivo de Xbox le permite jugar como uno más.

Microsoft lanzó a finales del año pasado el ‘Xbox Adaptative Controller’, un dispositivo fácilmente adaptable a las necesidades de personas con alguna discapacidad y que ha abierto la puerta a los videojuegos al billón de personas en el mundo que tienen alguna diversidad funcional.

La idea de este dispositivo surgió hace tres años en un «hackathon» -encuentro de programadores de pocos días para desarrollar proyectos de manera lúdica-, organizado por la compañía de Redmond, y desde su lanzamiento el año pasado internet se ha llenado de las experiencias de personas que han podido disfrutar de este tipo de ocio por primera vez.

El mando es una especie de teclado con dos grandes pulsadores circulares, totalmente personalizable, que se puede ubicar en una mesa, como un teclado, pero también a una silla de ruedas o la barra de una cama.

Eliminar las barreras de discapacidad con un mando de videojuegos.

Tiene 24 salidas para añadir dispositivos periféricos como botones, pedales y utensilios que sustituyen los botones de un mando tradicional y que se pueden accionar con las manos, los pies, la cabeza, la boca -soplando o cogiendo aire- y otras partes del cuerpo.

Esto permite jugar a videojuegos a personas sin alguna extremidad, con movilidad reducida, parálisis y otro tipo de capacidades motrices o cognitivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *